Una Introducción a la GERMANISCHE HEILKUNDE®

según el Dr. med. Ryke Geerd Hamer

La 4ª Ley Biológica de la Naturaleza
EL SISTEMA ONTOGÉNICO DE LOS MICROBIOS 

Hasta ahora sólo habíamos concebidoo a los los microbios como los causantes de las llamadas enfermedades infecciosas y esto parecía lógico, porque siempre encontrábamos exactamente estos microbios en estas llamadas enfermedades infecciosas.  Ya que estas supuestas enfermedades infecciosas siempre venían precedidas por una fase de conflicto activo. Y estos microbios solo se activan con la  la solución del conflicto. Van dirigidos y activados por nuestro cerebro. Y nos ayudan en el sentido de que recogen las consecuencias del cáncer ya superfluo, es decir, del tumor, que ya no se necesita después de cumplir su tarea. En el caso de las bacterias y los virus (?), éstos  ayudan a regenerar los agujeros, las necrosis, y la destrucción de los tejidos pertenecientes al grupo del córtex. Así que son nuestros fieles ayudantes, nuestros trabajadores invitados. La idea del sistema inmunológico como el ejército que lucha contra los microbios malignos había sido simplemente errónea. Porque los microbios no son la causa de las "enfermedades", sino que son optimizadores en la fase de curación.

La 4ª Ley Biológica de la Germanische Heilkunde®, el Sistema Ontogénico de los Microbios, también ordena a los microbios según las tres hojas embrionarias,  porque a cada grupo de órganos relacionados con las hojas embrionarias, pertenecen también los microbios específicos relacionados a cada hoja.  

Junto con la programación de nuestros órganos en los diferentes relés de nuestro cerebro informático (computadora), también fueron programados a la vez nuestros trabajadores especiales, los microbios.

De esto se deduce que:

  • los microbios, los hongos y las bacterias fúngicas más antiguas (micobacterias) pertenecen al endodermo, y en parte al mesodermo del cerebelo, pero en todo caso solo a los órganos dirigidos por el tallo cerebral.
  • Los microbios viejos, es decir las bacterias pertenecen al mesodermo y a todos los órganos formados por él.
  • Los más nuevos, llamados microbios, es decir los virus (?), que en sentido estricto no son microbios reales, es decir, no son seres vivos, son los únicos que pertenecen al ectodermo, o respectivamente a los órganos dirigidos por la corteza cerebral.

Pertenecen, significa que cada uno de los grupos de microbios "procesa" sólo ciertos grupos de órganos y que no solo pertenecen a la misma hoja embrionaria, sino que también proceden de la misma hoja embrionaria. El momento a partir del cual los microbios pueden "procesar", no depende de factores externos, como habíamos supuesto todos hasta hoy, sino que es más bien exclusivamente nuestro cerebro informático quien lo determina.

Es que también hasta ahora habíamos considerado a los microbios como algo "maligno" que debíamos erradicar. ¡Menuda tontería! Necesitamos a los microbios sin falta, es decir toda la gama de aquellos habituales en nuestro grado de latitud. Si, por ejemplo, carecemos de micobacterias (Tbc) "por razones higiénicas", nuestros tumores, no serán capaces de descomponerse durante la fase de curación.                                                            

Esto tiene consecuencias fatales para toda una gama de tumores:

En el caso de un cáncer de tiroides, esto significa por ejemplo, que aunque se solucione el conflicto, el tumor no puede descomponerse y seguirá produciendo grandes cantidades de tiroxina. Esto ocurre porque faltan las micobacterias, que normalmente descomponen el tumor y permiten que el nivel de tiroxina vuelva a la normalidad.  Un carcinoma de colon también puede causar complicaciones masivas, teniendo que ser extirpado quirúrgicamente por no haber micobacterias disponibles.

Las micobacterias existen desde hace mucho tiempo o casi desde que existen los organismos unicelulares, es decir, desde mucho antes de que existieran los animales o los humanos. Y su función es importante, la de descomponer y deshacer los tumores, dirigidos por el tallo cerebral, desde el comienzo de la fase de curación .  Pero como los propios tumores, que deben desaparecer cuando las micobacterias han realizado su trabajo, han prestado su servicio, también las micobacterias se multiplican en la fase activa del conflicto. 

Por lo tanto ahora sabemos, que tenemos que tener estas micobacterias (Tbc), también llamadas “bastoncillos resistentes al ácido”  - porque no les importa el ácido gástrico - ¡Sabemos que tenemos que tener estas micobacterias a partir del DHS en adelante! Si las tenemos después de solucionar el conflicto, en la fase de curación, ya no nos servirán de nada para este Programa Biológico Especial con Sentido, porque solamente se multiplican en la fase activa del conflicto. Por lo que se ve, nuestro organismo, - con la colaboración de su amiga, la micobacteria - deja que se produzcan sólo tantos" bastoncillos resistentes al  ácido" como sean necesarios para la descomposición del tumor. Y nosotros, los tontos, creíamos que teníamos que erradicar la tuberculosis.

Las bacterias, en cambio, pertenecen al grupo del hipocampo y, como todos los órganos controlados por el cerebro nuevo  - en este caso concretamente por la sustancia cerebral blanca - padecen una proliferación celular en la fase de curación. Por eso, las bacterias sólo se multiplican con la conflictolisis (resolución de conflictos).

Los virus(?) no son seres vivos independientes, como las bacterias, sino sólo  moléculas de proteína del cuerpo complicadas, que se multiplican -y sólo en la fase de curación tras la resolución del conflicto- ayudan a conseguir la reconstrucción de las úlceras de la piel y las mucosas.

Ahora vemos que los microbios encajan en el proceso biológico de los Programas Biológicos Especiales con Sentido y comprensibles para el desarrollo. Por así decirlo, han ido creciendo con nosotros y para nosotros. Cada uno de ellos es miembro de un circuito regulador, cosa que no sabíamos. Sin embargo, los circuitos reguladores de la naturaleza no pueden funcionar si los aprendices de brujo eliminamos arbitrariamente algún factor. Casi todo lo que habíamos hecho los "médicos ortodoxos modernos" era un sinsentido.

Traducido por grupo de trabajo espaňol

Copyright by Dr. med. Ryke Geerd Hamer