Una Introducción a la GERMANISCHE HEILKUNDE®

según el Dr. med. Ryke Geerd Hamer

El Síndrome Dirk Hamer - DHS

De todos los  tiempos, la gente sabía que existe una conexión entre los conflictos psíquicos, las emociones, las experiencias y los choques dramáticos en la vida de las personas, como la muerte de la pareja o de un hijo. Nuestra lengua alemana, entre otras, es lo muestra de forma preciosa  en innumerables dichos y expresiones.
A continuación, abordo brevemente la forma en que los hombres ya de siempre enfocaban sus conflictos biológicos por a la esencia y el contenido:

  • me tocó como un rayo
  • me dió un patatús
  • me penetró hasta la médula

La sabiduría, que en fondo siempre ha estado ahí, sólo se perdió de vista gracias a los médicos y científicos del siglo XX. Lo más sorprendente es que,  a veces estas aproximaciones verbales, llegaben asombrosamente de veras al núcleo de la materia.

Hoy en día, como criaturas hemos perdido en gran medida la relación con nuestro entorno y con nuestros prójimos, los animales. Sólo así pudo surgir la idea más o menos inconsciente de los "conflictos intelectuales", que no tienen nada que ver con la realidad biológica. En el fondo, los seres humanos aún sienten y perciben por los circuitos arcaicos de control biológico, y sienten los conflictos biológicamente, mientras se imaginan que creen desvinculados de la naturaleza.

El DHS es el Síndrome de Dirk Hamer, al que le denominé así cuando yo mismo quedé chocado por la muerte de mi hijo y enfermé de carcinoma testicular. Se trata de un choque de experiencia conflictiva grave, acentuadamente dramático que le deja sentir al individuo aislado y que le pilla  "con el pie torcido".
 

Un DHS consta de los siguientes significados y características:

  • emerge como experiencia inesperada de choque sobre un conflicto biológico - en un solo segundo,
  • determina el contenido del conflicto biológico - y el conflicto posterior continúa en esta "pista",
  • determina la localización del Foco de Hamer (HH) en el cerebro - a raíz del contenido del conflicto biológico,
  • determina la localización del cáncer en el órgano - determinando el contenido del conflicto biológico y determinando la localización del HH en el cerebro,
  • cambia inmediatamente el tono vegetativo, provoca un estrés permanente - la llamada simpaticotonía permanente.
     

Un conflicto general no existe, sino que todo conflicto siempre tiene un contenido muy específico. Esto se define en el segundo de los DHS. El contenido del conflicto surge de forma asociativa, es decir, a través de la asignación involuntaria de pensamientos, y suele esquivar el filtro de nuestra mente.

Sólo la sensación en el momento del DHS decide el contenido del conflicto y, por lo tanto, la "vía" por la que avanzará el conflicto biológico posterior. Así, el subconsciente asociará el contenido conflictivo del conflicto biológico desencadenado por el DHS con un área biológica de la imaginación, por ejemplo, el área de la relación madre/hijo o el área del territorio o el área del agua o el área del miedo en el cuello o el área de la autoestima o áreas similares.

También aquí el subconsciente sabe - en el segundo del DHS -  exactamente cómo diferenciar: Nunca se mostrará un conflicto de autoestima (SWE) en el área sexual, por ejemplo ("eres un pelele") nunca producirá una osteolisis de la columna cervical, sino siempre un cáncer de pelvis. Un conflicto de bajón de autoestima  en la relación madre/hijo ("madre voraz") nunca producirá osteolisis de la pelvis, sino siempre un cáncer de la cabeza del húmero izquierdo (en una mujer diestra).
 

Creemos que pensamos, pero en realidad somos pensados.

Este choque conflictivo, que pilla al individuo desprevenido "con el pie torcido", es, sin embargo, una necesidad a fin de que el organismo pueda pasar a un programa de emergencia o especial para poder hacer frente  a la situación inesperada en cualquier caso. Porque en el momento de este DHS, el programa especial se activa de formaprácticamente  sincrónica: en la psique, en el cerebro y en el órgano y ¡allí también es detectable, visible y medible! En el tomograma computarizado del cerebro, por ejemplo, estos cambios (los focos de Hamer) aparecen como anillos concéntricos de un blanco de tiro, o a la imagen de una superficie de agua en la que se ha dejado caer una piedra.

Foco de Hamerd (HH) al inicio de la actividad conflictiva, a partir del DHS

Exactamente a partir del DHS, el paciente vive un estrés permanente, es decir, tiene las manos y los pies muy fríos, piensa en su conflicto día y noche y trata de resolverlo. Ya no puede dormir por la noche, y si lo hace, entonces sólo en la primera mitad de la noche, por intervalos de media hora; ya no tiene apetito, pierde peso. Esta condición sólo cambia de nuevo cuando el paciente haya resuelto este conflicto. Entonces se produce la inmovilización. La psique tiene que recuperarse. El paciente se siente flácido y cansado, pero se siente aliviado, tiene buen apetito, el cuerpo está caliente, a menudo fiebre y dolor de cabeza. El paciente duerme bien, pero normalmente no hasta las tres de la mañana. Este mecanismo está establecido por la naturaleza para que los individuos con vagotonía no duerman hasta el amanecer, para que un peligro potencial (por ejemplo, un depredador) no les sorprenda mientras duermen. Todos los pacientes duermen mucho durante el día, y mucho.

¡Como normalmente queremos y tenemos que reconstruir este DHS después, el hecho de que tengamos que ser capaces de encontrarlo en los 3 niveles es una gran oportunidad para nuestra investigación psico-orgánica-criminalista!

Ahora tenemos por segunda vez en medicina la posibilidad de calcular correctamente en nuestras supuestas "enfermedades", que ahora llamamos partes de "Programas Biológicos Especiales Sensibles" (SBS), así como ya llevabamos calculando, por ejemplo, en los embarazos.

Este criterio sitúa a la Germanische Heilkunde® entre las ciencias en el sentido estrictamente científico-biológico desde el principio. Nos permite reconstruir y reproducir cualquier caso, algo que nunca se había hecho antes en la medicina.

El DHS es la base de la regla de hierro del cáncer, es el eje de todos los diagnósticos. Es maravilloso que ahora podemos calcular y comprender realmente. Tenemos que meternos mentalmente en el lugar del paciente durante ese momento del SES y percibir la situación  en ese segundo del SES en nosotros. Sólo a partir de la situación de ese momento podemos entender por qué este problema golpeó a alguien como un conflicto biológico, por qué fue tan dramático, por qué la persona afectada se sentía aislada en ese momento o no sabía a nadie con quien hablar de ello, y por qué el problema era conflictivo. Si tocas el DHS de una persona, normalmente se le empaňan los ojos. Esto es un indicativo de su afectividad emocional. Por eso es importante que se entienda muy bien el DHS, porque entonces ya se habrá entendido la mitad de la Germanische Heilkunde®.

Pero en el segundo del DHS, pueden ocurrir más cosas:
En este segundo se colocan los raíles, o mejor dicho, se colocan los raíles posteriores, que en el tiempo sucesivo siempre correrán, sobre los que el tren en el tiempo siguiente siempre volverá a rodar. Porque en el segundo del DHS, los humanos al igual que los animales también "sienten" las circunstancias que acompañan al DHS sin ser conscientes de ello. El individuo no sólo recuerda los detalles más pequeños en el momento del DHS - como cuando se toma una fotografía- sino también los sonidos o ruidos, los olores, las sensaciones de todo tipo y los sabores, y - el individuo - conserva estos registros prácticamente de por vida. De ello se desprende que son cualitativamente diferentes de las que habitualmente experimentamos y  luego recordamos más o menos. Si una de estas circunstancias vuelve a producirse más adelante, todo el conflicto puede volver a producirse como una llamada recurrencia. Esto significa que siempre se pasa de esa vía lateral a la vía completa. De ahí el nombre de raíl. Sin embargo, toda reaparición del conflicto no se produce de forma latente, sino por un DHS reincidente.

Todos las encuestas parae estudios psicológicas que parecían ser objetivas, cuando sólo preguntaban por la "pérdida de la pareja" y querían investigar si esto provocaría un aumento en las incidencias de cáncer, han fracasado debido a estas peculiaridades psicológicas o al sentimiento tan especial en el momento del DHS.

¡Un cáncer siempre se desarrolla en el segundo del DHS!

Por lo tanto, un buen médico debe ser capaz de ponerse en el alma de un bebé, incluso de un embrión o de una persona mayor, de una joven o incluso de un animal, y al mismo tiempo también debe ser capaz de trasladarse en la situación actual del DHS mismo. Sólo entonces podrá averiguar la diferencia entre un problema - de los que tenemos cientos - y un conflicto biológico.

Una cosa como el DHS, que puede ser detectada en un mismo instante en el cerebro como un Foco de Hamer, tampoco se puede negar en términos religiosos-filosóficos.

Traducido por el grupo de trabajo espaňol

Copyright by Dr. med. Ryke Geerd Hamer