Walter Mendel sobre Dr. Hamer
N3, 1997

El licenciado de derecho, Sr Walter Mendel, escribió al Tribunal Supremo Federal lo siguiente: (extracto tomado del libro "Einer gegen alle”,  p. 280 /*Uno contra todos).

Más recientemente, incluso la Revista de noticias "Der Spiegel" publicó en junio de 1997 los resultados de los recientes estudios del profesor Bailar, de la Universidad de Chicago. Allí se confirmó la tasa de mortalidad de alrededor del 95%, junto con la explicación adicional de que la mortalidad incluso ha aumentado a lo largo de las décadas con el tratamiento de quimio y radiación.

Video con subtítulo en ruso, eslovaco, danés y polaco 

Se sobreentiende que los pacientes que ya conocen la Germanische Heilkunde® y sufren una de las supuestas enfermedades de cáncer, tienen las mejores posibilidades de volver a sanar.  Lo mismo ocurre con los pacientes que acuden a la Germanische Heilkunde® directamente después de enterarse de su enfermedad. Sin embargo, en los pacientes que ya han sido tratados según la medicina convencional (es decir, ya han sido gravemente dañados) no podrá hacer milagros la Germanische Heilkunde®. Pero aún así, estos pacientes tienen todavía una posibilidad real, siempre que las complicaciones, mayormente en la fase de curación, se puedan controlar y no se produzcan nuevas recidivas.

Según las comprobaciones oficiales y la constatación de la fiscalía, en Burgau (el primer centro de la NUEVA MEDICINA en Austria) sobrevivieron 5.000 pacientes de los casi 6.000 pacientes graves que figuraban en aquellos archivos incluso después de años, e incluso  habiendo estado seriamente enfermos – es decir, aproximadamente un 70 a 80%. (Véase arriba la grabación con Walter Mendel.) Pero para casos tan complicados se necesitará (en el futuro) una clínica propia:

Además no es el propósito, ni tiene sentido, que la tarea (permanente) de la Germanische Heilkunde® sea reparar sin apenas recursos, los errores ocasionados por los médicos convencionales. Según el doctor Abel de Heidelberg, un 90% de los pacientes tratados con los métodos de la medicina convencional contra el cáncer, mueren después en un plazo de cinco a siete años.

*Nota del traductor